+34 660 378 605 info@aquapolespanya.com

Tener la certeza de que hemos hecho la elección acertada al elegir el mejor tratamiento de humedades, es decir, Aquapol, es fácil. Basta con prestar atención a una serie de detalles que nos permitirán saber que hemos acabado de forma efectiva con los problemas de humedad que padecíamos.

Cuando hablamos de humedad, hay una serie de indicadores a los que hemos de prestar la debida atención. Muchos son claramente visibles y han de hacer saltar las alarmas para que nos pongamos a actuar y a dar con una solución definitiva a este serio problema. Por ejemplo, un evidente abrillantamiento (parcial o total) con una carga superficial de sal. También, la aparición de manchas húmedas por el aumento de inmigración de sal. Sobre todo, en el área superior del muro, es decir, en la zona de evaporación. También podremos observar un pequeño aumento del nivel de humedad de la pintura o el enlucido final, de 10 o 30 mm como mucho y muchas veces a un nivel que no podemos ver.

La caída de la pintura por la humedad

Otra señal ante la que deberemos actuar sin dilación con el dispositivo Aquapol España es la caída de la pintura o de las capas minerales por causa de la humedad. Esta y el moho son dos grandes enemigos de la pintura. Cuando en la pared vemos que comienzan a aparecer manchas verdes o negras, significa que existe un nivel alto de condensación de agua y que, en consecuencia, la pintura comenzará a desprenderse. Otros indicadores palpables de la humidificación es que la pintura mineral se desmorone al tocar o que la capa del enlucido se caiga nada más tocar. Puede ocurrir incluso que el enlucido suene hueco con el paso del tiempo. En estos casos, primero hemos de dar con el origen de la saturación y después preparar adecuadamente la superficie antes de pintarla.

Otro síntoma de humedad en las paredes de casa es una mayor separación del enlucido por las presiones de los cristales de sal. También, la creación de grietas por deshidratación y la degradación del enlucido.

Recuerda que tratando las humedades con eficacia notaremos una notable reducción de los gastos de calefacción.